No existe estudio que avale a la mina en Crucitas.

Miguel Ramírez Hernández

Funcionario de SENARA

En el voluminoso expediente sobre Crucitas (21 tomos) hemos buscado y no hemos encontrado en ninguna parte un estudio técnico de funcionarios de SENARA que avalen el proyecto minero ubicado en Las Crucitas. Sorprende sobremanera que la Presidenta de la Sala IV,  Ana  Virginia Calzada, diga ante los medios de comunicación que el proyecto cuenta con el aval de SENARA, cuando esto es totalmente falso y no reposa sobre ningún documento técnico de SENARA.

La Sala IV fue inducida en error por una nota firmada por el señor Bernal Soto Zúniga, Gerente de SENARA, (folio 3707 tomo XI V), al afirmar este funcionario un documento en el cual, como Gerente, “avala” los estudios  de una empresa contratada por la empresa desarrolladora del proyecto Crucitas, sin que estos hayan sido avalados y corroborados en visita de campo por funcionarios técnicos de la institución. Tratándose de un proyecto minero de esta importancia, que prevé además una profundidad de 67 metros, en dos tajos, sorprende  que el criterio técnico de nuestra institución haya sido manejado de esta manera, en referencia a estudios de terceros.

En nota SUB-543-2008, la Dirección de Investigación y Gestión Hídrica de SENARA, con fecha del 3 de diciembre del 2008 (folio 1148 tomo V), esta Dirección indicaba “El SENARA  no  cuenta  con información que permita definir las zonas de recarga y descarga y el impacto de la actividad minera a los mantos acuíferos y las aguas superficiales. Por lo tanto, se considera que se requiere de la elaboración de estudios hidrogeológicos detallados para la valoración de los impactos que la actividad minera puede generar sobre los mantos acuíferos, para lo que se estima se requiere de un tiempo estimado de 10 a 12 meses en su ejecución”. Ello con el fin de contar con la información completa de la situación de las aguas subterráneas en la zona de Crucitas y evaluar el impacto de este proyecto minero. Esta misma nota fue tomada por la gerencia y se transmitió a la Sala Constitucional según (folio1143 tomo V). Sin  embargo los recursos solicitados no se dieron para realizar dicho estudio, el cual nunca se realizó.

Debemos a este respeto recordar que la Dirección de Investigación y Gestión Hídrica nunca fue directamente invitada a participar ni a la inspección realizada en el sitio el 11 de septiembre del 2009 ni a la audiencia celebrada en la Sala en noviembre del 2009, sino que el Gerente “instó” a un funcionario de dicha dependencia a acompañarlo. Durante la inspección incluso, los funcionarios de SENARA no pudieron ingresar a la mayoría de los sitios objetos de la inspección debido a la descoordinación con los servicios de seguridad de la Empresa Infinito Gold, por lo que los Magistrados a cargo de dicha inspección no contaron con un hidrogeólogo de SENARA para subsanar dudas en esta visita de reconocimiento. Y debemos señalar asimismo que el Gerente de SENARA, ingeniero agrónomo de profesión, fue el que contestó a la mayor parte de las dudas de los señores y señora magistrada durante la vista celebrada en noviembre del 2009. Este procedimiento contraviene claramente a una  recomendación de la Contraloría General de la Republica (Informe DFOE-PGAA-11-2009, del 17 de julio del 2009) la cual, al evidenciarse incongruencias entre lo expuesto por los técnicos de SENARA y la Gerencia de esta institución en el caso de acuíferos en las zonas costeras, expresamente advertía que ” a la Dirección de Investigación y Gestión Hídrica  /…/ le corresponde comunicar por los medios y canales formalmente establecidos, los estudios, criterios y las recomendaciones a quien corresponda, sin que ello signifique que deban ser objeto de aprobación o revisión oficiosa en los aspectos técnicos por las instancias administrativas, sea en su caso la Gerencia o la Junta Directiva “ (p. 10 del informe precitado).

Por tanto, como costarricense y funcionario de esta institución desdigo categóricamente lo expuesto por el señor Gerente de SENARA sobre el Proyecto minero de Las Crucitas. Afirmo sin temor alguna que en la Dirección de Investigación y Gestión Hídrica, no existe ningún estudio técnico realizado por esta Dirección, y que esta  nunca fue directamente llamada a dar su opinión durante la inspección en el sitio ni durante la vista celebrada en noviembre del 2009. Insto respetuosamente pero públicamente al señor Gerente a citar el número de folio en los 21 tomos del expediente de la Sala Constitucional en que consta un estudio técnico de  nuestra institución, aprobado por la Dirección de Investigación y Gestión Hídrica  que avale el proyecto minero Crucitas en su totalidad.