Serio peligro en el día de Padre

Para hoy, día del Padre, nos encontramos con medidas parecidas a las de la Semana Santa, pero luego de aplicar algunos días el proceso de apertura y con una situación de gran riesgo, pues creamos y tenemos encima la segunda ola de contagios y en una fase en la que esta está creciendo.

En la figura 1 que muestro a continuación se pueden observar las curvas de casos acumulados desde el inicio de la pandemia, en color azul y que llegan 2127 personas. Para esta gráfica la escala está al lado izquierdo de la figura.

También se pueden observar los puntos para los casos nuevos por día y cuya escala está al lado derecho de la gráfica. Estos datos están organizados en tres grupos de la siguiente forma: en gris los primeros 40 días, en verde los casos que van entre el día 40 y el 80, y en rojo los casos nuevos por día que van del día 80 al día de hoy.

Además se pueden ver las líneas de tendencias para cada grupo de datos. Así en gris se ve la línea de la primer ola, en verde se ve la segunda fase y que parece una caída o casi una retirada del agua cuando se recoge para crear una segunda ola. En rojo se ve la línea de tendencia de la segunda ola de contagios.

Esta tercer etapa, que es en la que nos encontramos, tiene todas las características de una función que crece exponencialmente y además con un grado muy pronunciado, pues su exponente es casi 6.5 (ver la función en la parte de abajo de la figura).

Por medio de un círculo celeste se muestran los datos que predice la función para hoy y mañana, 92 y 97 respectivamente. Si estos datos se confirman dirán que esta fase del crecimiento no se ha podido mitigar y lo más seguro indique que todo el esfuerzo que hace el personal de Salud y de la Caja yo no da para contener el contagio.

No cabe duda de que nuestras instituciones ha hecho hasta lo indecible. Ya lograron un milagro, pues al ver los desgloses de datos parece que ya se contuvo el proceso explosivo que se dio en los cantones que están junto a la frontera norte. Pero se abrió un segundo frente, casi en paralelo, en el Valle Central. Este es casi para decirnos que la enfermedad y el proceso de contagio no tiene reparos de clases de personas. No le importa si son personas sin recursos, de otras nacionalidades, de uno u otro sexo. El virus persigue personas, así, personas o como decía Miguel de Unamuno y otros pensadores, bípedos implumes.

Lo que es cierto es que en este momento estamos expuestos a lo peor y no por falta de acción de los guerreros y los líderes institucionales. Tampoco es por las faltas de una gran mayoría de los costarricenses y pobladores de este pequeño gran país, pero sí lo es por las faltas de pequeños grupos de personas que privilegian sus ingresos o sus deseos sobre la protección de todos.

Costará mucho enderezar esta etapa, pues entre los pequeños grupos de gentes indolentes y ya permeados hasta por teorías conspirativas, ha calado la idea de que mi libertad es primero o hasta el me importa a mi.

Lo trágico para todos es que esto es como una guerra, donde el resultado de la batalla depende del esfuerzo de todos, pero también de que el enemigo no sepa que se le atacará, que no sepa dónde ni cuándo. Es como la historia del día D, el ataque en Normandía de los aliados. Su éxito no dependía solo del gran esfuerzo colectivo, también de que nadie alertara a las huestes enemigas. Un solo espía, un solo mensaje habría echado todo a perder. Y casi así nos pasa hoy, un pequeño grupo de personas que no toman conciencia de lo que pasa y que hacen mal el trabajo de protegerse, echan todo a perder.

Por eso hoy a todos los que estamos concentrados haciendo lo que nos toca para mantener la salud, que lo hacemos para tener oportunidad de reabrir la economía, que deseamos llegar al final de túnel sin perdidas humanas y con los daños más bajos a la economía, nos toca redoblar todos los esfuerzos posibles.

Mantengamos el distanciamiento físico, protejámonos con máscaras, pero usémoslas bien. Usemos caretas, lavemonos las manos. Informemos a las autoridades de eventos que sean un riesgo a la salud.

Reaccionemos!

Protejámonos!

Nota: El modelo predecía para hoy 92 casos. El Ministro indicó que hoy tienen 86 casos nuevos, solo tres casos menos que lo predicho. Es alarmante que solo sean 6 casos menos.